Tesoros Piratas: Prólogo

Sí, sí, sí.... la nueva colección va sobre piratas!! y aquí os avanzo el prólogo del cuento sobre el que se ha diseñado. ¿Qué hace una española en Isla Tortuga? Nuestra nueva protagonista os lo contará:




Prólogo

En esta taberna oscura paso la mayor parte del día y de la noche. Es la más grande del puerto, conocida por ser la preferida de Barba Negra durante sus estancias en la isla y donde viene a reclutar marineros para sus nuevos barcos; por lo que todo el que desee formar parte de su tripulación, y puedo asegurar que son muchos, deben pasar por ella. Así que tenemos siempre mucha actividad y muchas mesas que servir.

Vine hasta Isla Tortuga de la mano de Jean Le Clerc, comerciante francés convertido a bucanero, que había dejado su Francia natal para hacer fortuna con el comercio entre el viejo y el nuevo mundo en La Española, donde conoció a mis padres, españoles que habían llegado con la misma idea a esta isla. A mi madre nunca la conocí, murió en el parto y aunque guardo un retrato que de ella me dio mi padre, no sé mucho acerca de su carácter y sus gustos, a Diego (mi padre) no le gustaba hablar del asunto.

Jean y Diego aunque en un principio y por su procedencia, fueron más enemigos que amigos, entretejieron una red conjunta de negocios llevando a cabo exitosamente la proposición que llevó a ambos al Caribe.

Tener pequeños barcos mercantes que surcaban el mar Caribe era de lo más arriesgado, y a medida que la piratería aumentaba, disminuían los negocios de Jean y Diego. Hasta que un día fueron irrumpidos de manera trágica y directa, cuando el pirata más famoso por su atrocidades, El Olonés, abordó el barco de mi padre con él dentro. Se llevó toda la carga y mató a la tripulación con Diego al frente. A partir de ese día tío Jean, como yo lo llamaba, se convirtió en mi tutor, dejó definitivamente el comercio con Europa y al no encontrar otro oficio, se dedicó a la caza y comercio de la carne y pieles, convirtiéndose en bucanero al igual que muchos otros desahuciados, proscritos o fugitivos.

Se desvivía por mí cada día, tratándome como la hija que nunca tuvo y vivíamos humildemente en una pequeña casa, hasta que La Corona comenzó a lanzar ataques hostiles y violentos para ajusticiar a los bucaneros, que considerados delincuentes peligrosos tuvieron que huir hacia Isla Tortuga.

Ante el riesgo de la huída, Jean me dejó con una familia con la que habitualmente hacía negocios, la cual accedió a mantenerme en su casa mientras me dedicase al cuidado de sus dos hijas pequeñas. Prometió venir a buscarme cuando estuviese instalado en algún lugar, pero nunca pudo cumplirlo. La última noticia que recibí de él al cabo de cuatro años, fue una cadena con una cruz que iba ser el regalo de mi próximo cumpleaños, una bolsa llena de monedas de oro y un viejo mapa con una nota suya sobre un tesoro. Un tesoro que había guardado especialmente para mí en algún lugar de Isla Tortuga. Un tesoro fruto de sus años de piratería, actividad a la que se había dedicado desde que llegó a esta isla sin nada en las manos, al igual que cientos de hombres.

Descorazonada por la suerte de tío Jean y hastiada del trato de la familia con la que me encontraba, zarpé esa misma noche hacia Isla Tortuga, no en busca de ningún tesoro, pues eran tantas las historias y tantos los mapas de tesoros ocultos, que realmente ni viniendo de Jean me lo podía tomar en serio. Pero quería acercarme a él, conocer el lugar donde habría vivido bajo su tutela.


¡¡Esta misma semana presentaremos la nueva colección al completo!!

6 opiniones:

Dezazu dijo...

Me ha encantado!!un trabajo precioso!!muchos besos

Kristina dijo...

Estoy encantada con el adelanto y esperando impaciente la colección. Felicidades!

El Diván de Silvie dijo...

Dezazu: Muchas gracias Dezazu! estamos muy contentos con toda la colección y esperamos que tenga una buena aceptación.

Kristina: Me alegra muchísimo. Creo que te gustará! o eso espero!! ja ja ja

Un abrazo para las dos.

Su Trendy dijo...

Esperaremos con muchas ganas, el adelanto me ha gustado mucho. Bss Trendy.

Esmoquin room dijo...

El catalejo me parece precioso!!!!! Es una pasada. Qué guay.

Un abrazo,
Jose

El Diván de Silvie dijo...

Trendy: Gracias Trendy. Yo también tengo muchas ganas de presentarla!!

Esmoquin room: Gracias Jose! y además se abre del todo y tiene lupas de aumento, como un catalejo de verdad! pero en versión mini. Este es uno de mis collares favoritos y espero y deseo que guste mucho.

Un abrazo a los dos

Publicar un comentario

Gracias por comentar, sin TI no seríamos los mismos.

Disfruta del blog

 

El Diván de Silvie Design by Insight